El modelado en cera

La técnica de modelado y tallado en cera se usa en joyería puesto que permite una expresión más libre y con menos restricciones que el metal.

Igualmente, la ventaja de la cera es que se puede modificar más fácilmente que el metal y usando menos tiempo y material. El trabajo en cera también nos permite ir viendo cómo queda la joya según la vamos tallando en la cera y tener directamente el tamaño real de la joya. De esta manera podemos ajustar directamente el tamaño y las formas de la joya que estamos haciendo para ir adaptándola tanto al diseño como al tamaño previamente validado con el cliente.

El proceso de tallado en cera es relativamente sencillo de entender, pero más complicado de realizar de lo que parece a primera vista.

Lo primero que se hace en cera una vez validado el diseño con el cliente es trazar las formas generales de la pieza y luego poco a poco y con cuidado vamos quitando materia y añadiendo donde haga falta hasta llegar finalmente al resultado final deseado.

Esta técnica nos permite también crear formas más orgánicas y así darle un estilo diferente y con más movimiento que si lo hiciéramos solo en metal.

Otra ventaja de la cera es que no es necesario hacer toda la joya. Podemos limitarnos a moldear las formas más complejas u orgánicas para unirlas posteriormente al trabajo realizado en el metal y así dar vida a la joya deseada.